Vitamina C, ¡hablemos de ello! Descubrimiento del libro "El cuerpo humano y su poder de autocuración".

Presentación del libro de Yves Cassard - "El cuerpo humano y su poder de autocuración".

El ácido ascórbico y sus virtudes están en el origen de una importante literatura científica. Esto atestigua su lugar predominante en la gran familia de las vitaminas.

Hay libros que sirven como referencia en la naturopatía. Este es sin duda el caso de la cuarta edición del libro de Yves Cassard "Le corps humain et son pouvoir d'autogérérison", disponible en Amazon, en el que se menciona nuestro sitio. En este libro, Yves Cassard, un renombrado naturópata, nos ilumina sobre muchos temas queridos por la naturopatía moderna.

Entre los temas tratados en este exhaustivo libro está la acción de la vitamina C en el cuerpo. Nutrivita se siente honrada de poder ofrecer productos en línea con las recomendaciones de Yves Cassard.

Descubra sin más demora algunos extractos de esta nueva edición!

Extractos del libro

La vitamina C en el cuerpo

La vitamina C o ácido L-ascórbico, está clasificada como una sustancia no tóxica por la FDA en los Estados Unidos. En el cuerpo, se encuentra principalmente en los glóbulos blancos, ya que éstos sirven como medio de transporte de la vitamina C. También se encuentra en el cristalino del ojo, las glándulas suprarrenales, el cerebro, las paredes de los vasos sanguíneos, las encías, el cuerpo lúteo de los ovarios, el páncreas, el hígado y la glándula pituitaria.

Los beneficios de la vitamina C

La vitamina C es un micronutriente esencial para los humanos, con funciones relacionadas con su capacidad de donar electrones. La vitamina C contribuye a la defensa inmunológica apoyando varias funciones celulares del sistema inmunológico innato y adaptativo. El tratamiento de las infecciones establecidas requiere dosis significativamente más altas (en gramos) de la vitamina para compensar el aumento de la respuesta inflamatoria y la demanda metabólica.

La mejor forma de vitamina C es la que se obtiene por fermentación de azúcares y sus reacciones producen ácido ascórbico natural.

Además, debido a su bajo pH, la ingesta de vitamina C compensa la falta de ácido clorhídrico, proporcionando así una mejor digestión. En el tracto digestivo, también sirve para destruir las bacterias dañinas e impedir la formación de nitrosaminas potencialmente cancerígenas.

La vitamina C promueve la síntesis y la actividad del interferón, que impide que los virus entren en la célula.

La vitamina C y su acción en el cerebro

El cerebro contiene hasta 10 veces más vitamina C que el plasma y se encuentra principalmente en el interior de las neuronas. Por lo tanto, el cerebro siempre mantiene un alto nivel de ácido ascórbico, incluso si hay una deficiencia en el resto del cuerpo.

La vitamina C es dominante en la formación de hormonas y neurotransmisores cerebrales. Los primeros signos de deficiencia de vitamina C son la confusión y la depresión.

La acción de la vitamina C sobre los metales pesados

Almacenamos metales pesados y químicos tóxicos en nuestros tejidos, y es importante saber que la vitamina C tiene la propiedad de hacer que estos venenos sean sales solubles, permitiendo que sean eliminados por medios naturales.

¿Cómo se mide la vitamina C?

De media a una cucharadita en un vaso de agua durante las 3 comidas. Empiece siempre con dosis homeopáticas y aumente gradualmente a lo largo de las semanas según la tolerancia del intestino.

Contraindicación para el uso de la vitamina C

No se recomienda el uso de la vitamina C en pacientes con sobrecarga de hierro y especialmente en la hemocromatosis porque aumenta la absorción de hierro.

Para saber más sobre el trabajo de Yves Cassard, le animamos a que compre sus obras en Amazon haciendo clic en el botón de abajo.